Pygmalion wa Tane wo Maku: Capítulo 06

txt6

[Él podría comerse al niño] – el perdón de Dios – cuerpo

La noche al día siguiente de encontrarme con Eriza. Estaba deambulando por la ciudad.

Después de haber pasado una larga noche perdido en mis pensamientos. Finalmente llegué a la conclusión que «continuar engañándome a mí mismo ya no era posible.» Como lo deseaba desde el principio, Quiero resucitar a Misaki a su forma perfecta. Para hacer este deseo factible, es necesario talar un bosquecillo1 y extraer su carne. Dejé la idea de ofrecerle mis dedos como la medida final a tomar.

Sin embargo, al no tener idea de la forma de lograr una misión tan inalcanzable, seguí deambulando sin ningún plan real.

En primer lugar, un cadáver humano no es algo que convenientemente encuentres tirado en el camino, ni es algo que se vende tan convenientemente en público. No hay manera de que un milagro como algún tipo de asesino serial visite mi casa y me ofrezca un cadáver como regalo. Incluso si estaba con suerte de presenciar un accidente mientras pasaba, no estoy muy seguro si podría arrebatar el cuerpo antes de que la policía o la ambulancia lleguen. La muerte de una persona es usualmente ocultada hasta el final.

Elijo dar vueltas por callejones silenciosos y edificios abandonados con menos tráfico cerca, pero lejos de encontrar un cadáver, incluso no podía notar un solo dedo alrededor.

Intenté moverme de acuerdo con el consejo de Erisa y seguí la vía férrea mientras inspeccionaba si podía ver algo inesperado. Pero, de nuevo, todo fue en vano.

Recordé la charla sobre la camisa colgante de un cadáver suicida cerca de un edificio abolido en la periferia y fui con entusiasmo a intentarlo también, sin embargo, todo lo que encontré fue un gran terreno lleno de hierba crecida sin ni siquiera una sola rata vagando por ahí.

[Como pensé, no hay manera de que pueda encontrar un cadáver.]

Perdiendo toda esperanza, fui a un parque público solitario ubicado entre los edificios y me senté en un columpio. Las deslumbrantes luces de las lámparas del parque iluminaban este lugar gastado. Un poco más lejos de este círculo iluminado, noté un grupo de residencias rudimentarias hechas de tuberías y láminas azules. Probablemente sea la comunidad de vagabundos separada del área urbana, y este parque también, no es más que una parte de esta comunidad.

Un suspiro flojo pasó de mis labios.

Me pregunté qué estoy haciendo en semejante lugar. Buscando un cadáver sin ninguna estrategia o conocimiento es como si estuviese buscando un barco hundido en el medio de un desierto.

Mi esfuerzo infructuoso resultó en una sensación de languidez colgando de mi espalda.

Cada vez que tenía ganas de tirar todo y rendirme, recordaba a Misaki dentro de mi armario.

Si me doy por vencido, Misaki se mantendrá en esa forma para siempre.

Ella no tiene la capacidad de revivirse sola después de que se le dio la oportunidad de regresar a este mundo. Es mi deber cumplir esta misión. Soy la única persona que podría agarrar su mano y tirar de ella al suelo del hilo de araña al que se aferra en el momento actual.

Sin embargo, ¿qué se supone que deba hacer para lograr esta labor?

Mis cinco sentidos que fueron impulsados ​​por la irritación de repente se habían agudizado.

Sentí que algo estaba dentro del bosquecillo cerca del parque.

Es un poco difícil describir este sentimiento. Tal vez sería apropiado decir algo así como un sexto sentido.

Lo único que tenía era un presentimiento que me decía que alcanzaría mi objetivo si entraba en ese lugar.

Como si estuviese tambaleándome en una cuerda invisible, caminé lentamente hacia el bosquecillo.

Lejos de la luz que emanaba de la calzada, avancé dentro del bosque oscuro teniendo cuidado de no tropezar con las raíces sobresalientes de los árboles.

Después de que mis ojos se acostumbraron gradualmente a la oscuridad, noté la sombra de alguien a pocos metros de distancia.

El aspecto de esa figura era bastante extraño.

Estaba flotando en el aire sin moverse en absoluto.

Al congelar mi vista y mirar de cerca, la figura sombría comenzó a hacerse evidente.

Una cabeza colgante mirando el suelo y extremidades débilmente caídas.

La cuerda atada alrededor de su cuello estaba colgando de la rama del árbol.

Delante de mis ojos estaba el cadáver colgante de un hombre.

Mi mente se quebró después de presenciar la aparición repentina de una persona que antes vivía. Traté de regresar, pero la razón se apoderó de mis tobillos.

No voy a lograr nada si me escapo. Sólo recuerda lo que estabas haciendo ahora. Estaba deambulando por la ciudad nocturna en busca de un cadáver, ¿verdad? No pude encontrar nada y estaba a punto de darme por vencido, ¿verdad? Y cuando decidí entrar en este bosque por un capricho, ¡aquí descubrí un cadáver inesperado que cuelga frente a mis ojos! La gracia divina, una oportunidad única en la vida ha descendido sobre mí. No hay forma de que lo deje ir. Está bien, saquemos algo de coraje y…

Volviendo mi vista hacia atrás, percibí varias figuras humanas reunidas alrededor del cadáver.

Hay cinco de ellos a lo sumo, todos poseyendo una altura corta y vistiendo ropas andrajosas. En cuanto a sus rasgos faciales y cuerpos, no pude comprenderlos completamente en tal situación.

No, en realidad eran seis de ellos. El último trepó al árbol con la agilidad de un mono y estaba cortando la cuerda que colgaba.

Todos ellos estaban parados cerca, parecían no prestarme atención. El sonido del cuchillo que cortaba la cuerda resonó dócilmente en el bosquecillo.

Poco después de que se cortase la cuerda y el cadáver cayese, las otras cinco figuras instantáneamente lo atraparon en el aire.

Uno de ellos sacó una bolsa del bolsillo y rápidamente metió el cadáver dentro.

Al igual que los tramoyistas que se ocupan del escenario escénico durante un intermedio, rápidamente se llevaron el cuerpo sin vacilar siquiera por un momento.

Antes de darme cuenta, las misteriosas figuras humanas desaparecieron de mi campo de visión.

Todo lo que quedaba eran los densos árboles y la espesa maleza crecida que se mezclaba en la noche, conmigo que mostraba una expresión estupefacta mientras estaba solo.

Incluso si me limpiaba los oídos, el sonido de la brisa sacudiendo las hojas de los árboles fue lo único que escuché.

Me volví e intenté escaparme.

Con la esperanza de abandonar este lugar lo más rápido posible, moví con entusiasmo mis extremidades, que apenas reaccionaban como yo quería.

Estremecido por la sensación de que esas personas me perseguían, seguí corriendo por los edificios abandonados, dejando atrás la comunidad de personas sin hogar y eligiendo un camino con la mayor cantidad de tráfico y personas.

Dejando de lado la sensación de ser víctima de habérseme arrebatado el cadáver, todo lo que pensé era en mi buena suerte de que no hayan dirigido su atención hacia mí.

Cuando finalmente recuperé la razón, ya me había subido al tren, apretujado con la respiración y la calidez de la gente.

Cuando bajé a la estación más cercana, mi miedo se había calmado considerablemente. Sin embargo, no pude evitar sentirme abatido. Por primera vez, el paisaje obsceno del distrito de flores se sintió amable y gentil, como si estuviese dando la bienvenida a mi yo cobarde.

Volví a casa, entré directamente a la sala de estar y me acosté en el sofá.

Recordando el evento anterior, que ya no pude distinguir si era un sueño o una realidad, mi corazón comenzó a romperse.

No tenía idea de quiénes eran esas personas, ni qué estaban haciendo en ese bosquecillo, pero una cosa en mi mente era segura, y esa es la idea de no desear volver a verlos nunca más.

Al darme cuenta de mi cobardía y miedo descubiertos, me sentí inútil y un profundo suspiro se escapó de mi boca.

[No sé qué pasó, pero no dejes que te afecte. ¡Come y mantén tu ánimo!]

La persona que se dio cuenta de que estaba abatido y estaba tratando de animarme usando un extraño japonés era una mujer llamada Rosari. De hecho, es un nombre que da la impresión de ser una mujer joven y noble, pero en realidad, esta Rosari que está asando un filete de hamburguesa para mí en la cocina no es más que una mujer normal con la piel oscura. Es bastante difícil llamarla hermosa ya que posee el aspecto de una rana y una paloma. Sin embargo, sus habilidades culinarias son de clase alta. Todavía no he aprovechado los estándares que Haruhito está utilizando para elegir a una mujer para mi labor de cocina, lo que hace que el riesgo sea demasiado grande, pero esta vez parece que eligió a la persona adecuada.

Haruhito fue a un viaje para recopilar información hace dos días. Gracias a eso, ahora puedo pasear libremente por cualquier lugar y en cualquier momento que me apetezca. Sin embargo, Haruhito eventualmente regresará, y necesito considerar qué hacer en ese momento. No debería dejar que nadie descubra a Misaki en mi habitación.

Mientras comía el filete de hamburguesa que Rosari hizo para mí, las noticias de televisión hablaban de un padre y un hijo que fueron rechazados de la protección de los medios de subsistencia, falleciendo de hambre. Se dijo que cuando descubrieron los cuerpos, no había utensilios esenciales y todo lo que había dentro del refrigerador era algo de mayonesa oxidada.

En este país, más de diez millones de toneladas de alimentos se eliminan antes de llegar a la mesa. Aun así, todavía existen personas que no obtienen una sola pieza de pan y mueren de hambre. Que ridículo.

[Si tenía hambre, él podría comerse al niño]

Rosari, que estaba sentada frente a mí en la mesa, soltó algunas palabras increíbles mientras parecía despreocupada.

[¿Existe un hábito tan inquietante en su país de origen?]

[Vender sangre, vender cabello, vender órganos internos debido a la pobreza es normal. Pero no comer un niño, Dios no lo permitiría]

[Entonces, ¿por qué dijiste que debería comer el niño entonces?]

[Que no lo mate. Si él muere solo, puede comerlo. Si él puede mantenerse vivo comiéndoselo, Dios lo permitirá]

Al escuchar la opinión de Rosari llena de gestos con las manos, recordé el accidente del avión con cuarenta pasajeros que se estrelló en las montañas cuando volaba en Sudamérica. Dieciséis de ellos regresaron con vida después de sobrevivir un largo tiempo en una situación extrema en las altas montañas, dependiendo de las pequeñas provisiones para la comida. Sin embargo, se confirmó que recurrieron a comer su propia carne enferma para llegar tan lejos. Un incidente que confundió al mundo entero. Hubo incluso un devoto cristiano entre ellos que dijo: «sus almas ya se han separado de sus cuerpos y se están yendo con Dios. Sus restos no son más que mera carne ». Y después de confesar su acto a una iglesia católica, la respuesta fue: «Si no existiesen medidas diferentes para sobrevivir excepto de comer la carne de una persona, entonces nadie lo culparía por esa conducta, y no hay necesidad de preocuparse por eso». En otras palabras, la opinión de la iglesia implicaba que no había necesidad de pedir el perdón de Dios.

Quizás esto es lo que Rosari intentaba decir, aunque estoy completamente en contra. A pesar de ser un acto indispensable para mantenerse vivo, la carne humana sigue siendo carne humana.

Erisa consideraba el «canibalismo» como algo para no analizar y juzgar en profundidad. Pero aun así, creo que hay una cierta línea que una persona no debería cruzar.

[Hay personas que comen carne humana en Japón. Incluso hay personas que hacen que otros coman su propia carne]

[¿Hacer que otros se coman su propia carne?]

Cuando le pregunté sin mi asombro, Rosari comenzó a hablar sobre su experiencia personal.

[Es una historia sobre cuando todavía estaba en Yokohama]

En aquel entonces, ella estaba trabajando en un burdel. Su trabajo consistía en recibir el pedido de los clientes, dirigirse a la sala designada y ofrecerles un servicio sexual. Recuerdo que Haruhito mencionó que se estaba estableciendo en algunos lugares desconocidos para la gente común. Un tipo de ocupación que no cesa de problemas con los clientes.

El cliente designado de Rosari esta vez era un hombre rico en la flor de la vida. Llevaba ropa de clase alta y tenía una personalidad amable, de hecho un caballero. El hombre estaba satisfecho con Rosari y comenzó a designarla cada quince días.

En la quinta cita, él la llamó a su mansión en vez del hotel habitual.

[Era muy amplio y muy bonito. Me sentí celosa y estaba pensando si sólo viviese en un lugar tan encantador]

Cuando ella estaba lavando su cuerpo en el baño, el hombre reunió su valor y decidió romper el hielo.

¿Puedes comer mi cuerpo hoy?

[Me sorprendió. Le dije que no, que la sangre saldrá. Está bien, llamaré a un médico. Y ya ves, una navaja de afeitar estaba en el baño]

Frente a Rosari, quien negaba firmemente su pedido, el hombre tomó la navaja y comenzó a cortar la carne de su palma. Mientras dejaba salir un sudor frío y gemía continuamente, levantó orgullosamente su mano ensangrentada hacia Rosari y cortó una parte de la palma de su mano.

¿Quieres que sea salteado? ¿O tal vez lo prefieres completamente frito?

El hombre estaba haciendo todo lo posible para sacar una sonrisa mientras ocultaba el dolor y el hueso expuesto en la profunda herida de su mano.

Sin responder ni limpiar su cuerpo, Rosari abandonó la ducha, rápidamente se vistió y huyó de la mansión.

[Después de eso, me llamó muy a menudo, pero le dije al personal «no, no». No deberían responderle]

Rosari hizo una cruz con sus dedos. A partir de ese día, solicitó al personal que no aceptase la designación de un caballero pervertido.

[Es raro. ¿Qué tiene de bueno hacer que alguien coma tu carne? ¿Qué es lo agradable de hacer recuerdos dolorosos? Si sólo me pidiese que comiese carne de res o cerdo, ¡felizmente respondería que sí!]

Mirando a Rosari que estaba discutiendo con pasión, sentí una gran envidia por su situación pasada.

Sinceramente deseé que alguien apareciera ante mí y ofreciera su carne también.

Debido a la extraña historia de Rosari, tuve un sueño extraño esa noche.

Estoy sentado en la mesa de la cocina.

No en la antigua casa de geishas.

Es la casa donde solía vivir con mis padres.

Mi madre hizo un plato y alineó varios platos sobre la mesa.

El plato principal era un bistec de hamburguesa junto con queso encima.

Receta especial de mi madre

Cuando estaba a punto de alcanzar el bistec con mi tenedor, noté algo.

Hola mamá, ¿dónde está tu brazo derecho?

Me dijiste que querías comer una hamburguesa.

Me satisfizo la respuesta de mi madre después de presenciar su sonrisa amable.

Así es, mamá se cortó el brazo derecho por mi bien.

Mientras mantenía una conversación amistosa con mi madre, comencé a comer su comida casera.

La hamburguesa hecha con la carne de mi madre era tan dulce y su sabor permaneció en mi lengua.

Mamá, esta hamburguesa es demasiado dulce.

¿Acaso puse demasiada azúcar?

Olvidas las cosas fácilmente, ¿verdad mamá?

Mi madre sonrió.

Me olvido de cosas fácilmente, mamá está avergonzada de sí misma.

Estaba confundido y usé la mano de Kuuya en lugar de la mía en esta hamburguesa después de todo.

El tenedor que sostenía con la mano derecha se cayó.

Después de despertar, me quedé tumbado en la cama durante un rato reflexionando sobre este sueño.

¿Eso fue sólo un sueño?

El entorno tenía una terrible sensación de déjà vu tras ellos.

Estoy bastante seguro de que ya experimenté esa escena.

Los momentos en los que estábamos comiendo en la misma mesa y teniendo una conversación amistosa.

Esos benditos y breves momentos llenos de felicidad que compartí con mi madre permanecieron en mi memoria durante tanto tiempo como puedo recordar.

Sin embargo, al mismo tiempo, algo en mi mente gritó que tal recuerdo no ocurrió.

Pensando otra vez, recuerdo que mi madre era muy fría conmigo cuando todavía era un niño. Cada vez que quería ser mimado y me acercaba a ella, ella cruelmente apartaba mis manos. Para mí, mi madre no era alguien que acariciase suavemente mi cabeza, era una existencia que no me traía más que dolor y soledad.

Mi madre me odiaba. Me di cuenta de ese hecho no mucho después de que nací. No entendí por qué dirigió francamente esas emociones hacia mí hasta que falleció. No, todavía no lo sé incluso después de que ella lo hizo.

La madre de mi sueño me llenó con su sonrisa amable, hasta el punto de que llamarlo una simple visión sería demasiado fácil.

¿Y cuándo dirigió ella esa sonrisa hacia mí en realidad? ¿Fue hermoso? ¿Fue realmente así de gentil? Como pensé, no puedo recordar la cara de mi madre.

 


Notas:

  1. Copse (bosquecillo) y corpse (cadáver). Son palabras muy parecidas, pero dudo que el traductor al inglés se haya equivocado, puesto que la usa varias veces, así que lo traduzco como tal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s